• Castillo de Molina Reserva Cabernet Sauvignon , elaborado por Viña San Pedro, es un vino tinto de la DO Lontué Valley con Cabernet Sauvignon. Viña San Pedro cuenta con más de 2.500 Ha de viñedos plantados, ubicados en las zonas de Maipo, Totihue, Chépica, Molina y Pencahue en pleno valle central de Chile. Cabe destacar entre ellos el Fundo de Molina en el Valle de Lontué, pues cuenta con 1.200 Ha plantadas sobre la latitud del paralelo 35 sur, siendo el viñedo continuo más grande de Chile. Castillo de Molina Cabernet Sauvignon es elaborado con las mejores uvas Cabernet Sauvignon provenientes de los mejores viñedos que Viña San Pedro posee en el Valle del Cachapoal. Los viñedos están plantados en el piedemonte de la Cordillera de los Andes, sobre suelos arcillosos con pendientes entre 5 y 15%.
  • Este vino proviene de un viñedo en Isla De Maipo, en el corazón del Valle del Maipo. El viñedo esta plantado en una terraza aluvial (gravas), formada por el rio Maipo, con suelos pobres, pedregosos y de buen drenaje. Este tipo de suelo es perfecto para variedades bordolesas como el Carmenére. Este Carmenére presenta un color violeta profundo y aromáticamente es complejo, reflejando las características de la fresca cosecha 2018 con marcadas notas especiadas de pimienta negra, pimentón rojo, frutas negras. De cuerpo medio, con una textura aterciopelada y muy suave que envuelve el paladar y com excelente peso en boca. De taninos muy suave, este vino balancea muy bien su fruta negra madura con un fresca acidez y un largo final.
  • De color rubí profundo, este Syrah presenta aroma clásicos de frutas Negras maduras, especias y una nota floral. En boca es de cuerpo medio con una textura suave donde la fruta fresca e intensa es balanceada por una refrescante acidez y taninos finos. De final largo y persistente El viñedo está ubicado en la Cordillera de Los Andes, a 825 metros de altura sobre el nivel del mar.Clima seco con un promedio anual de precipitaciones de menos de 200mm y grandes oscilaciones térmicas entre el día y la noche.
  • 12% Descuento
    Este vino se fermentó y crió en tinajas centenarias, tradición que se origina a partir de los primeros viñedos del Itata plantados en 1551. El resultado es un tributo a los primeros viñadores del país y a este especial terruño.
    Los racimos son despalillados y los granos enteros se colocan en tinajas para hacer una fermentación alcohólica espontánea de manera semi carbónica. Posteriormente el vino de gota y de prensa se combinan para ser criado por todo el invierno en las tinajas. En primavera, una vez completada la fermentación maloláctica, se embotella.
  • "Audaz y elegante, con notas a frutilla y chocolate. Maravilloso." De esta corta pero directa manera es como Viña San Pedro define uno de sus vinos más aclamados en España, el Gato Negro Cabernet Sauvignon 2018. Este vino se caracteriza por su intensidad aromática y paso agradable y fresco en boca. Es un tinto fácil de entender y de beber, pensado para ser compartido en cualquier momento y maridado con variedad de comidas, más o menos informales. La añada 2018 se ha llevado en el Concurso Mundial de Bruselas 2019 una destacada medalla de plata. Con Gato Negro Cabernet Sauvignon 2018, además, tenemos la posibilidad de adentrarnos en el colorido y aromático mundo de Viña San Pedro, que desde el Nuevo Mundo ha sabido conquistar los paladares de ochenta países repartidos por los cinco continentes.
  • Bodega de gran tradición, fundada en 1865, San Pedro es hoy la segunda mayor exportadora de vinos de Chile. Posee más de 2,500 hectáreas plantadas en el Valle Central de Chile y cuentan con el paño de viñedos más grande de Sudamérica, con 1,200 hectáreas. Su nombre procede de la ubicación geográfica de sus viñedos, latitud 35 grados sur, donde un excelente clima y condiciones únicas de la tierra hacen de esta región una de las mejores áreas de producción de vinos en el mundo. De color rojo picota con reflejos de teja. En nariz es intenso, lo primero que aparecen son las especies y algo de pimentón verde, pimienta, café, todo acompañado por un suave tostado proveniente de la madera. Es un vino con buen cuerpo, pero al mismo tiempo aterciopelado y no avasallador, de taninos dulces, el final es agradable, entregando dulzor y toques de madera que lo hacen muy atractivo.
  • Procedentes del Valle de Maipo, del viñedo de Trinidad, con una temporada que presentó temperaturas medias a altas durante todo el periodo de madurez. Esto se tradujo en una madurez rápida de las uvas, comenzando la cosecha a inicios de Abril. La ausencia de lluvias durante todo el período entregó uvas sanas al final de la temporada obteniéndose buenos niveles de acidez y alcoholes moderadamente bajos Viñedos de Carmenére sobre suelos graníticos localizados en el Valle del Maipo, con la Cordillera de los Andes al este y la costa al oeste. Una localización privilegiada para entregar uvas con excelente maduración de una de las variedades más emblemáticas de Chile. Estamos ante un tinto intenso y estructurado, con parte de su crianza realizada en madera de encina.
  • En Vigneron buscamos que nuestros vinos sean una interpretación natural y honesta de su origen, que hablen del viñedo de donde provienen de manera nítida. Es por esto que nuestra viticultura es tradicional y orgánica, así como nuestra enología se basa en el principio de intervenir lo menos posible, dejando que los vinos vayan develando su identidad por sí mismos.
    El vino viene de un viñedo de CARMENÉRE  que tiene un alto porcentaje de parras de CABERNET FRANC y CABERNET SAUVIGNON mezcladas. Se cosecha todo junto Y y se despalilla. Los granos son pisados a pie en recipientes abiertos y la fermentación es espontánea sin control de temperatura. Luego de tres semanas el vino pasa a vieja barrica francesa usada donde completa la maloláctica y se cría por 11 meses.
  • En Vigneron buscamos que nuestros vinos sean una interpretación natural y honesta de su origen, que hablen del viñedo de donde provienen de manera nítida. Es por esto que nuestra viticultura es tradicional y orgánica, así como nuestra enología se basa en el principio de intervenir lo menos posible, dejando que los vinos vayan develando su identidad por sí mismos.
    La granos de uva CINSAULT se despalillan para luego ser pisados en recipientes abiertos. La fermentación es espontánea y sin control de temperatura. Luego de 25 días el vino pasa a barrica Francesa neutra donde completa maloláctica y se crÍa con las lÍas finas por 11 meses antes de embotellarse sin filtración.
Ir a Arriba